ROLAS ASPER ANTIADHESIÓN

Nuestras rolas anti-adhesión ASPER, poseen un recubrimiento metalúrgico nanoestructurado de alto desempeño, el cual posee una dureza apreciable y un coeficiente de fricción de 0.03 ¡El más bajo del mercado!

Los elementos que conforman el recubrimiento no reaccionan con los materiales de trabajo como el estaño, acero o aluminio y por su coeficiente de fricción, virtualmente de cero, evita los problemas de adhesión y arrastre de partículas que llevan a constantes paradas en la línea de producción para labores de rectificado. Su dureza y su resistencia permiten un trabajo en continuo a bajas o altas velocidades de cierre.

La adhesión es un problema recurrente en la industria de envasado de alimentos como lácteos y productos agroindustriales. Es además, un problema en la fabricación de envases mediante embutido o conformado de chapa fría. Nuestras herramientas llevan una capa de gran resiliencia, baja fricción y alta tenacidad difundida hasta 5 micras dentro del acero, logrando un aumento de la vida útil de entre 4 a 6 veces dependiendo de la aplicación y condiciones de trabajo propias de su planta. Su resistencia a la corrosión es apreciable, tanto en medios ácidos como alcalinos; sin embargo, es especialmente sensible a medios que contengan peróxidos, por lo que se recomienda evitarlos. Su desempeño es apreciable en la dramática reducción en las operaciones de mantenimiento/rectificado de los perfiles y bordes.

Las rolas ASPER se fabrican a la medida en aceros específicos para el tipo de trabajo que realiza su empresa. Generalmente se fabrican en variaciones de acero de tipo martensítico inoxidable, acero lebedurítico al cromo o en aleaciones cobalto-cromo que otorgan una gran resistencia al desgaste mecánico y por corrosión.

Cada una de nuestras rolas son recubiertas con un gran nivel de adherencia; ésta en particular, está desarrollada para resistir una carga de hasta 85N/mm2 en medios de mediana corrosión y con trabajos con gran fricción, logrando un ahorro neto en el rango de 50% a 55% para su línea de producción.

Estas herramientas tienen un color característico marrón-violeta, un coeficiente de fricción de 0.03, el acero es templado entre 54-58HRC y el tratamiento final con el recubrimiento le otorga una dureza equivalente a 85HRC en la superficie. Esta dureza superficial es medida por nivel de microdureza y alcanza los 2,100 HV (Vickers) con altos niveles de resiliencia por su naturaleza nano-estructurada, lo cual evita totalmente la fragilidad propia de materiales muy duros y evita la formación de micro y nano-fracturas.

Esta herramienta con recubrimiento nano-estructurado tiene un color característico marrón-violeta y una dureza superficial de 2,100 HV (Vickers) equivalente a 85HRC, con un material de sustrato (acero de fabricación) templado hasta una dureza de entre 54-58HRC para lograr una capa inferior de alta resiliencia que evita problemas típicos de micro y nanofracturas que resultan ser una entrada para elementos corrosivos.

¡La solución ASPER!